Captura-de-Pantalla-2020-09-21-a-las-07.39.18

Uso de mascarillas está llevando a muchos a descubrir su “mal aliento”

Se ha comprobado que el uso prolongado de la mascarilla puede provocar ojo seco, algunas erupciones en la piel, marcas si la compresión es fuerte, pero el mal aliento no está en la cuenta.

Lo que se cree es que, si la persona no se lava la boca y sale con la mascarilla, a las pocas horas va a respirar la descomposición bacteriana natural que antes no percibía pues no se utilizaba la mascarilla.

Peor aún, si lleva años sin una revisión odontológica, puede que el sarro, la caries y otras enfermedades acentúen el problema.

“El uso de mascarillas solo hace que muchos se den cuenta de la halitosisEl mal aliento siempre ha estado ahí“, aseguró la dentista Melissa Santilli al US News and World Report.

Una de las razones que está permitiendo que más gente descubra su mal aliento tiene que ver con el hecho de que, con mascsrilla, se tiende a respirar más por la boca.

“La respiración por la boca está causando la boca seca, lo que conduce a una disminución de la saliva, y la saliva es lo que combate las bacterias y limpia los dientes”, precisa el odontólogo Marc Sclafani al New York Post .

Otro aspecto que acentúa este desagradable “descubrimiento” es que se tiende a beber menos agua para no arriesgarse a quitarse la protección contra el Covid-19.

Con mascarilla o sin mascarilla, la halitosis es el resultado de varios factores asociados a los hábitos y a la higiene bucal. La mascarilla ha venido a acentuar un problema que antes de la pandemia probablemente padecían terceros, pues el afectado muchas veces lo ignora.

Vía: Ahora Noticias

B74FZKPTCZCJHG7FXI7XYKFZT4

Lego dejará de envolver sus fichas en bolsas plásticas

A partir de 2021, las tradicionales bolsas en plástico que envuelven las piezas serán reemplazadas progresivamente por bolsas de papel reciclable. La empresa utilizaba 90 mil toneladas de plástico en sus productos. En los planes, además, está reemplazar los ladrillos de plástico por otros fabricados con materiales sostenibles al final de la década.

Lego utilizaba 90 mil toneladas de plástico en sus productos.
Lego utilizaba 90 mil toneladas de plástico en sus productos. / Pixabay

Para la fabricación de los bloques de construcción y los empaques en los que venían envueltos, Lego empleaba 90 mil toneladas de plástico. Con el objetivo de reducir su impacto ambiental y buscar soluciones sostenibles, la empresa anunció que invertirá cerca de 400 millones de dólares en sus nuevas estrategias de neutralidad de carbono.

Entre las iniciativas está eliminar las bolsas de plástico que envuelven las piezas por otras de papel, una transición que la realizarán progresivamente desde 2021. Además, espera que para 2025 los ladrillos de juguete serán fabricados con materiales renovables o reciclados.

Buscando un material adecuado que sustituya el plástico a base de aceite, la empresa contratóun equipo de más de 150 ingenieros y científicos que, durante los últimos cinco años, se han encargado de probar diversos materiales reciclados y de origen vegetal. La gran mayoría del plástico es reutilizado en sus fábricas ubicadas en Hungría, República Checa, México, China y Dinamarca.

Desde 2018, la empresa cambió la fabricación en algunas de sus piezas, principalmente las que son menos rígidas, como plantas, hojas o árboles. Estas fichas son construidas con biopolietileno, un tipo de plástico hecho de etanol, producido con caña de azúcar. Solamente el 2% de los ladrillos están elaborados de este material.

Pero, la compañía confiesa que este material no funciona tan bien para los bloques duros estándar, que están hechos de plástico a base de aceite. “Los ladrillos deben fabricarse con la precisión del ancho de un cabello. Algunos de los bloques de biopolietileno los tuvimos que desarmar con alicates y llave inglesa”, aseguró Tim Brooks, vicepresidente del grupo danés y encargado de la estrategia.

Brooks explicó a la AFP que están “intentando reducir el impacto medioambiental de la fabricación de ladrillos Lego: cero desecho para 2025, reducción del 10% del consumo de agua, introducción de bolsas en papel. Todo hace parte de un plan para lograr la neutralidad de carbono en las operaciones manufactureras para fines de 2022”.

Un bloque de Lego podría durar hasta 1.300 años en el mar

Una sola pieza de este convencional juego de niños podría sobrevivir en el océano hasta 1.300 años. Un estudio dirigido por la Universidad de Plymouth (Reino Unido), publicado en la revista Environmental Pollution, examinó hasta qué punto las piezas se desgastaban en el medio ambiente marino. Entre los principales resultados, los expertos destacan que, sí estos artículos son tirados al mar, podrían durar entre 100 y 1.300 años.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron mediciones de 50 piezas de LEGO que estaban desgastadas y que las encontraron en las playas del suroeste de Inglaterra. Todas estaban construidas con acrilonitrilo butadieno estireno. Luego fueron lavadas y pesadas en el laboratorio de la universidad, donde se midió también su tamaño. Y, después de obtener esos datos, fueron comparadas con piezas equivalentes sin usar.

Vía: El Espectador

5d589eb58ce97

¿Qué tanto sexo ‘está bien’ en una relación? Expertos responden

Expertos explican las razones del porqué se puede perder el deseo y qué hacer para recuperarlo.

En la actualidad, las parejas tienen menos sexo que hace 20 años, de acuerdo con un estudio de la Encuesta Nacional de Actitudes y Estilos de Vida Sexuales de Reino Unido, realizada en el 2019. 

Kaye Wellings, líder de la investigación, afirmó que el ritmo de la vida moderna es una de las principales causas de la disminución de relaciones sexuales. 

Con respecto a este tema surge la pregunta: ¿cuánto sexo debería tener una pareja en promedio? y, para intentar responderla, varios expertos le dieron su punto de vista a EL TIEMPO.

¿Hay una cantidad adecuada de sexo?

En Colombia las encuestas sobre sexualidad de Gallup revelan que la media en las parejas es tener un encuentro sexual cada cinco días. Sin embargo, hablar sobre qué tanto sexo debería tener una pareja no se debe limitar a las estadísticas.

“No hay una respuesta, no hay un estándar, pero para ser considerada una pareja sexualmente activa se debe tener sexo de calidad una vez a la semana, es decir que las dos personas disfruten de la actividad”, dice el presidente de la Asociación Colombiana de Salud Sexual (Acsex), Fernando Rosero.

Por su parte, Helena Salgado, psicóloga de la Universidad de Nueva York (NYU) y fundadora del proyecto sobre sexualidad ‘La boca mojada’, hace énfasis en la necesidad de dejar de reducir la sexualidad a los genitales.

Sexo

“La sexualidad no se reduce a la penetración”, dice una experta.Foto:

iStock

“No podemos dejar de lado el resto de cosas que componen la sexualidad, como por ejemplo: la identidad, la autoeficacia, el autoconcepto y la identidad de género”, afirmó Salgado.

De igual forma, recalcó que no debería existir una frecuencia estipulada para tener relaciones, “pues cada pareja acomoda sus valores y sus creencias a la práctica”.


En ese orden de ideas, la experta consideró que las parejas deben buscar un espacio (por lo menos 20 minutos una vez a la semana) para conectarse a profundidad. 

“La intimidad no solamente se crea en la cama, entonces es clave buscar espacios para abrazarse, acariciarse y arruncharse. Esto puede ser tremendamente efectivo para mantener el lazo que se ha construido entre los dos; incluso mucho más que el propio sexo”, sostuvo¿Entre más larga la relación, menos sexo?

De acuerdo con Alejandro Díaz, médico ginecobstetra, sexólogo clínico y terapeuta de parejas, después de que dos personas pasan el umbral de los dos años de relación comienzan a disminuir la frecuencia de sus encuentros sexuales a una vez por semana.

“El tiempo que lleva la pareja es importante, comienza la generación de roles, comienzan los roles de la casa, cada quien asume diferentes responsabilidades y también pueden llegar hijos”, manifestó Díaz, quien también es miembro de Acsex.

Los tres especialistas consideran que el tiempo de la relación es un factor importante, pero no el único que determina la frecuencia del sexo en la pareja.

Sexo1

La frecuencia con la que se tienen relaciones sexuales se asocia a la duración de la relación, la satisfacción sexual y la calidad de la relación.Foto:

iStock

Fernando Rosero aseguró que los estudios muestran que “si una pareja, al principio, tenía 100 relaciones, a los 5 años tendrá 80. Sin embargo, eso depende de varios factores, como la actividad física, la vinculación de la pareja y la comunicación en la relación”.

En este punto, la psicóloga Salgado concordó con que los encuentros sexuales son más frecuentes al inicio de la relación, pero eso no significa que el erotismo tenga que disminuir.

“Al principio de la relación, normalmente, se puede llegar a sentir más deseo, pues nuestro organismo libera serotonina y dopamina al verse enfrentado con algo nuevo. Es como comerse un helado. El principio del helado es más satisfactorio, y ya cuando hemos probado varios bocados no es lo mismo”.

La cuestión no es el tiempo de la relación, es la falta de sabor. El sexo es limitado pero el erotismo es infinito

La edad, un factor determinante

La edad en la que más deseo sexual existe es en la pubertad o juventud, ya que en esas edades hay mayor posibilidad de reproducción. En el caso de los hombres los niveles de testosterona tienen sus picos más altos en la etapa de los 20 y a los 35 años comienzan a reducirse, en consecuencia se puede reducir la frecuencia con la que se tiene sexo. “No es la edad en sí misma lo que causa el problema, sino los problemas de salud que se vuelven más comunes con la edad”, añadió Salgado.

sexo3

La edad no impide que la pareja disfrute a plenitud de su sexualidad.Foto:

iStock

Para las mujeres, la disminución del deseo comienza aproximadamente a los 40 años debido a la menopausia, afirmó el sexólogo Díaz, quien además expresó que, “en ocasiones, las parejas llegan a tener una o dos relaciones cada mes después de esta edad”.


No obstante, hay que tener en cuenta que la edad no es un impedimento para seguir disfrutando de una vida sexual activa, y las parejas siempre pueden reinventarse para mantener ‘la chispa’ encendida.Hay que ponerse creativos

sexo2

Es importante hablar sobre los  gustos y deseos de cada quien.Foto:

iStock

Partiendo del punto de que la sexualidad no está limitada por la penetración, las opciones para mantener o incrementar el erotismo con la pareja van a depender de la creatividad y ganas de explorar de cada uno.

Según el sexólogo Díaz, “se deben buscar las herramientas para conocer nuevas cosas, por ejemplo, el ‘sexting’ o el erotismo en la vida cotidiana, porque muchas veces en los roles de padre, de madre, etcétera, se pierde la chispa, ya no hay esas sorpresas que se daban entre sí”.El consentimiento es ley

Cuando en la relación hay alguien que quiere más sexo que la otra persona es necesario llegar a un acuerdo que satisfaga las necesidades y deseos por igual. En este punto, los expertos consideran que la clave está en la comunicación y en tener presente que el sexo no debe ser una obligación para nadie.

(Le puede interesar: Pareja de ancianos logra récord del matrimonio más longevo del mundo).

“Lo más importante es nunca hacer nada a la fuerza, ni en la vida ni en el sexo. No hay que estar ‘arrecho’ todo el tiempo, es normal que la libido fluctúe. Para mi tener conversaciones es clave en estas situaciones (…) Si estás con la persona correcta entenderá”, resaltó la experta Salgado

Asimismo, la psicóloga Manuela Rozo, creadora de la cuenta de Instagram especializada en atención psicológica, Brainy, señaló que cuando una de las personas quiere más sexo que la otra en la relación, lo principal es evitar presionar a la pareja. 

Con esto solo generamos mayor rechazo y sensación de obligación. Es importante tener en cuenta las necesidades de cada uno

 Además,  Rozo hizo énfasis en la importancia de establecer acuerdos que funcionen para ambos y ser empáticos con los sentimientos y pensamientos del otro.Sin comunicación no hay nada

Para los expertos la comunicación debe ser la base de la relación, pues a través de esta se fortalecen los vínculos en la pareja y se construyen los acuerdos para un disfrute sexual pleno y mutuo. 

Al respecto, el sexólogo Díaz comentó: “Más que estar buscando números es estimular que haya mejor comunicación y ampliar la oferta sexual, en cuanto a pensamientos eróticos, caricias, conversaciones y pasar tiempo juntos. No es solo el número de veces que tengan sexo a la semana lo que determina la calidad, sino la comunicación y sentirse importante para la otra persona”.

sexo4

La comunicación es parte clave en la construcción de una vida sexual placentera para la pareja.Foto:

iStock

Se debe tener en cuenta que una relación estable no puede basarse solamente en el sexo, ya que “en el momento en el que se generen dificultades no se tendrán las estrategias para arreglarlas, por lo que se podría llegar a generar una distancia física y/o emocional en la pareja”, complementó Rozo.


Sin embargo, llegar al otro extremo en el que los encuentros sexuales son casi nulos también genera un problema, pues, de acuerdo con el presidente de la Acsex, Fernando Rosero, cuando se observan a profundidad los casos en los que no hay suficiente actividad sexual, se puede deducir que hay alguna problemática o dificultad en la relación.


“Por lo tanto, lo ideal para una buena relación de pareja sería encontrar el equilibrio entre sexo, comunicación, respeto, autonomía, tiempo de calidad y trabajo en equipo”, concluyó la psicóloga Rozo.

Vía: Tendencias El Tiempo

profesora-estuche-mochila-

Maestra convierte bolsas de comida para perros en mochilas para sus alumnos. Los ayuda reciclando

La profesora de inglés, Monica Inês Schuck, une la ecología y la solidaridad en una sola acción.

Ser profesora es ejercer una carrera que requiere mucho cariño y vocación. Unas ganas reales y sinceras por entregarle a los niños, niñas y adolescentes las herramientas necesarias para desarrollarse de la mejor manera y llevar a cabo sus metas. Lo que muy bien entiende la pedagoga en inglés, Monica Inês Schuck, quien comprándole comida a sus tres “niños peludos”, sus perros Nina Tamborzinho, Otti y la pequeña Suzi, pensó en hacer bolsos, estuches y mochilas de las bolsas de alimentos. En ese momento notó el exceso de plástico que había cuando terminaba de usar cada bolsa de 50 kilos, por lo que quiso hacer algo útil con ellas.

Monica Inês Schuck

Aprovechándose de la pandemia, probó formas y moldes, y descubrió un talento suyo que tenía muy oculto: elaborar estuches, bolsos y mochilas ecológicas reutilizando el plástico que antes desechaba. Con la compañía de sus tres canes, Mónica pasa las tardes en su apartamento en el Centro de Santa Cruz do Sul, en Brasil, ideando diferentes maneras de crear cosas útiles a partir del reciclaje. Con una máquina de coser del 1894, heredada por su abuela materna, Guilhermina Kroth, trabaja con el pedal durante todos los días de la pandemia para crear bolsos y mochilas que después difunde, mientras que algunos los obsequia a sus estudiantes.

“Pensé que podría hacer algo con esa pila de plástico que termina saliendo después de que se vende el alimento (…) El costo es muy bajo. Se necesita poco material comprado. Con R$10 [casi dos dólares estadounidenses] y algunas bolsas es posible hacer diez cajas, por ejemplo (…) Recuerdo el momento en que íbamos al supermercado y recibíamos las compras en paquetes de papel. Ahora uso mis bolsos para hacer las compras, todos elogian”

– dijo Mónica Inês Schuck a GAZ.

Monica Inês Schuck

De esta manera, esta profesora de inglés le ha sacado gran provecho al aislamiento social producto de la pandemia, además de que al mismo tiempo, el no estar en el aula le dio tiempo para replantearse su relación con el planeta. Sin olvidar que también ha utilizado sus horas libres para experimentar con la fabricación de bolsas de ganchillos, junto con utilizar bolsas plásticas para otros fines. Con 53 años, esta profesora aún a pesar de estar lejos de las salas de clases, busca a través de su iniciativa ecológica, ayudar a todos los estudiantes de las escuelas públicas en Santa Cruz do Sul, donándoles hermosos estuches y mochilas.

Monica Inês Schuck

A Mónica no le gustan los teléfonos móviles y ni siquiera tiene WhatsApp, pero busca compartir sus conocimientos en el reciclaje de bolsas de alimentos y otros plásticos, para que cualquiera pueda aprender. Se puede contactar con ella a través de su Facebook, para conocer su trabajo y hasta pedirle que enseñe o de consejos sobre cómo llevarlo a cabo.

Monica Inês Schuck

Mientras ella busca una asociación para aumentar su producción y que así sus creaciones lleguen a los estudiantes de la región. Interesándose hasta la fecha, una escuela alemana y el grupo de scout de la zona en ayudarla en la producción de sus bolsos, estuches y mochilas ecológicas.

Vía: UPSOCL

Estudio británico revela posible vínculo entre grandes panzas y riesgo de cáncer de próstata

Estudio británico revela posible vínculo entre grandes panzas y riesgo de cáncer de próstata

Científicos británicos culminaron 10 años de estudios en más de 200 mil hombres para poder arrojar preocupantes conclusiones sobre el cáncer de próstata.

Las tan comunes panzas que muchos hombres desarrollan a lo largo de la vida por malos hábitos alimenticios y poco ejercicio, tienen un impacto directo en la aparición del cáncer de próstata.

El estudio

Para llegar a este resultado, el equipo liderado por la doctora Aurora Perez-Cornago, de la Universidad de Oxford, seleccionó a 218 mil 225 voluntarios convocados por el biobanco del Reino Unido.

Los participantes, reclutados entre 2006 y 2010, tenían entre 40 y 69 años y se encontraban totalmente sanos para el inicio del estudio.

Tras seguir todas las pistas de esta población, desde si índice de masa corporal, medidas de cintura, cadera, historial médico, situación socioeconómica y estilo de vida, los resultados fueron sorprendentes.

Los resultados

“Encontramos una asociación significativa entre la concentración de grasa corporal alrededor del abdomen y la cintura, y el riesgo de muerte por cáncer de próstata”, indicó Pérez-Cornago.

El objetivo del estudio fue encontrar el nexo entre la acumulación de grasa en la zona abdominal y el cáncer. Los científicos aclararon que esperan ampliar el estudio hacia otras poblaciones para encontrar más claridad entre el riesgo de muerte y la grasa corporal.

Quienes tenían más de 25% de exceso en la circunferencia de la cintura, tenían 35% más de riesgo de sufrir cáncer de próstata que quienes no lo tenían.

También hallaron 34% de riesgo entre quienes registraban 25% más de adiposidad en la medida de la cintura-cadera.

Un IMC alto aumenta el riesgo de otras enfermedades, incluidos otros tipos de cáncer, por lo que las personas deben considerar las implicaciones del exceso de grasa corporal en cualquier parte del cuerpo”, concluyó la jefa del estudio.

Vía: Ahora Noticias

Fondo-Bebedor-orina

Toma 7 vasos de su propia orina cada día para mantenerse saludable y positivo. Una dudosa costumbre

Independiente de los beneficios, lo que nos preguntamos es cómo soporta el sabor, especialmente habiendo tantos jugos deliciosos entre los que elegir.

La lógica nos indica, ya desde que somos muy pequeños, que hay un lugar que se llama cocina, en el que se come, y otro que se llama baño, donde se dejan nuestros desechos. Las dos cosas no se deben mezclar: incluso diríamos que son opuestas. Que haya gente que disfruta teniendo comida a mano dentro de la cocina (incluso hay algunos que tienen refrigeradores cerca de la ducha), es algo raro, pero no imposible. Lo que de verdad nos llama la atención, son quienes no tienen problemas trayendo los desechos que deberían ir en el baño, a su vida de cocina. 

Unsplash

Los expertos de la salud se debaten sobre si nuestros propios desechos son o no dañinos para la salud. Pensar que por alguna razón los estamos sacando de nuestro cuerpo de manera automática, debería ayudarnos a dar con la respuesta a aquella pregunta. Sin embargo… hay quienes lo discuten.

Unsplash

No solo eso, que van tan allá como declarar que es más que solo algo que se puede hacer. Es algo beneficioso para la salud.

@janshamanic

Jan Shamanic, un influencer de Instagram y Youtuber, ha dado de que hablar en algunos sitios, debido a su muy particular elección de bebida suplementaria.

@janshamanic

Mientras que algunos optan por los batidos proteicos, repletas de proteínas, o los jugos verdes, regados de vitaminas, Jan hace campaña por otra clase de bebida. Una un poco más amarilla y un poco menos sabrosa. 

@janshamanic

Jan asegura en su página que no solo bebe con regularidad su propia orina, sino que la consume de manera religiosa siete veces al día. Su motivo no es que está perdido en la selva y no le queda otra opción: más bien, es algo que hace de todo gusto. 

@janshamanic

De acuerdo a su propio testimonio, Jan recibe enormes beneficios de beber su propia orina:

Es la medicina perfecta contra toda clase de enfermedades y virus. Es la medicina natural del cuerpo. Desde que lo hago, tengo una mejor calidad de vida. Se trata todo del balance. Tengo que recordarme también que soy parte de la sociedad. 

–Jan Shamanic en su Instagram.

@janshamanic

Los expertos médicos están algo divididos en cuanto a lo potencialmente riesgosa que pueda ser la orina. Algunos señalan que contiene elementos tóxicos, que pueden ser dañinos para los riñones. Otros, que por los mismos procesos de limpieza del cuerpo, no es para nada dañina. 

@janshamanic

Lo que ninguno ha señalado con certeza, es que sea algo beneficioso. Parece que vamos a tener que poner en tela de juicio las declaraciones de Jan. 

Captura-de-Pantalla-2020-09-02-a-las-07.18.53

Cuidado con la “potomanía”: Beber agua en exceso también es peligroso

Así como existe la deshidratación silenciosa producto de olvidos para tomar agua, la otra cara de la moneda es la “potomanía” y ambas pueden afectar seriamente la salud.

En tiempos en que beber abundante agua es asociado con una buena salud e incluso se agrega como norma en programas para adelgazar, hay una fina línea que debe tenerse en cuenta para no desequilibrar el organismo.

Lo primero es saber que la llamada “potomanía” es considerada un trastorno alimentario no especificado, caracterizado por el deseo de beber grandes cantidades de líquido.

Las señales

Afortunadamente, hay señales que pueden alertar cuándo estamos sobrehidratando al cuerpo. Muchas personas que padecen este trastorno pueden llegar a tomar entre 8 y 15 litros de agua, dependiendo de la gravedad del caso.

Las complicaciones

Las personas que toman mucha agua pueden observar si sus ganas de orinar son muy frecuentes y si el líquido es cristalino. Además, sienten episodios de manos y pies hinchados.

La sobrehidratación desajusta los electrolitos, puede afectar la función renal, el equilibrio sanguíneo y diluye el sodio. Según datos de la Clínica Mayo, también se pueden sentir mareos, dolores de cabeza y náuseas.

Esta compulsión por beber más agua de la que se necesita puede deberse a alteraciones en el hipotálamo, anorexia nerviosa o reacciones a ciertos medicamentos.

Para Roxanne Sukol, especialista en medicina preventiva, beber más de dos o tres litros de agua diarios resulta nocivo para la salud.

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina en Estados Unidos recomiendan que los hombres beban alrededor de 3,7 litros de agua (alrededor de 125 onzas) al día y las mujeres beben 2,7 litros (alrededor de 91 onzas) pero atención, esto incluye el agua que está en los alimentos.

“No significa que tengas que beber tantas onzas de agua. El agua en los alimentos también cuenta”, aclara Sukol.

El agua es necesaria para que el organismo funcione de manera óptima. Incluso, además de las proteínas, las grasas y los carbohidtatos, el agua es considerado el cuarto macronutriente.

Evitar la deshidratación y detectar la potomanía pueden evitar consecuencias negativas para nuestra salud.

Vía: Ahora Noticias

5f0cc625f3f73.r_1599015793483.0-0-643-319

Cuando leerle a un perro puede ser un camino de aprendizaje

Una o dos veces por semana, la hermana de 10 años de Íngrid Saboyá Figueroa se conecta a su computador para encontrarse en la pantalla con Puskas, el perro de raza vizsla al que le lee cuentos.

Ella escoge cuál libro contarle entre las opciones que le recomienda Raquel Cuperman, dueña de Puskas y representante en Colombia de Reading Education Assitance Dogs, R.E.A.D., un programa diseñado en Estados Unidos para mejorar en los niños sus habilidades de lectura y de comunicación mediante el apoyo de perros entrenados para ello.

Cuperman tiene una maestría en Literatura Infantil y Juvenil y ha trabajado como docente y bibliotecaria por cerca de 20 años en colegios privados de Bogotá. Explica que se entrenó para trabajar en este programa porque “tiene que haber una manera de acercar a los niños a la lectura cuando no les gusta, la lectura es demasiado importante”.

Desde 2017 trabaja en Colombia con R.E.A.D., el cual también está presente en varios países como Australia, España, Estados Unidos, México, Chile, República Dominicana, solo por mencionar algunos.

Cuperman explica que los perros tienen ventajas enormes en los seres humanos. “Por muchas investigaciones sabemos que logran cambios fisiológicos y hormonales en el ser humano. Existen estudios según los cuales pueden bajar la tensión arterial de las personas y hacen que se produzcan en el cuerpo hormonas que generan bienestar”.

Un niño puede presentar dificultades con la lectura por varias razones: porque no tuvo un buen acercamiento inicial con la lectura, porque tal vez lo han regañado por no leer bien o se han burlado de él los compañeros cuando ha leído en público, o tal vez tiene problemas como una dislexia.

En estos casos, el apoyo de la lectura a los perros puede ser muy útil, porque cuando el niño le lee al animal este no lo juzga, no se burla de él, lo escucha con atención y es paciente; además, su presencia y cercanía le generan bienestar. El niño se relaja y con esta tranquilidad siente que puede leer.

Ahora, con la pandemia, Cuperman ha hecho sesiones virtuales, como las de la hermana de Íngrid, y le han dado resultados.

Además de trabajar con Puskas, antes de la pandemia también hacia sesiones en el centro canino de la Cruz Roja en Bogotá. Espera regresar cuando la pandemia lo permita.

Niños lectores y amigos de los perros

Cuperman sostiene que ha trabajado con niños con algunas discapacidades que han florecido y han desarrollado su autoestima de manera muy importante, chiquitos que no querían leer y ahora lo hacen fácilmente, adolescentes que han vuelto a descubrir la lectura y el amor por los libros, o niños que han estado encerrados durante estas cuarentenas y cuando ven aparecer al perro en la pantalla se les ve la cara de felicidad y no quieren que se acabe la sesión.

La hermana de Íngrid Saboyá es una de ellas. Comenzó a trabajar con Cuperman porque desde muy pequeña tuvo un dictamen de retraso del neurodesarrollo global y deficiencia cognitiva. Por dedicación y decisión de sus padres, los pronósticos de los médicos según los cuales ella no podría hablar ni caminar ni aprender a leer no se hicieron realidad, y en este proceso la lectura a Puskas ha sido fundamental. Íngrid cuenta que su hermana antes leía letra por letra y ahora lo hace de corrido y comprende lo que lee. Espera que las sesiones se puedan hacer presenciales, pues está segura de que el progreso será mayor.

Cuenta que cuando su hermana le lee a Puskas, este levanta las orejas o saca la lengua o muestra emoción en ciertos momentos de la lectura y eso emociona mucho a su hermana.

Ángela María Hernández Pardo es una mamá que llevaba a su hija al centro canino de la Cruz Roja. Es médica, con una maestría en Educación, y realizó un diplomado en terapias asistidas con caninos en Barcelona (España). Cuando regresó a Colombia encontró el programa de lectura con perros e inscribió a su hija. “Me parece un recurso muy interesante para hacer que los niños se interesen en la lectura”, afirma.

Su hija empezó con el programa cuando tenía 6 años, estaba comenzando el proceso lector en el colegio y el interés de la madre era ayudarla en este y motivarla. Alcanzó a hacer unas 18 sesiones antes de los confinamientos y, según su madre, los resultados fueron muy buenos, comprende y lee muy bien, y lo más importante es que le gusta leer. En su casa hay un perro y, aunque no está entrenado para ello, su hija le lee cuentos todas las noches y el perro se queda quieto mientras ella lo hace.El cuidado del perro

Es importante entender que el perro entrenado para que los niños le lean es un ser sintiente y se debe cuidar y atender. Cuperman explica que no puede trabajar más de dos horas al día, “no es una máquina”, enfatiza, y después de cada sesión debe correr, salir y relajarse.

El adulto que acompaña al perro puede ser su dueño, o también puede trabajar con otra persona y su perro, pero ninguno de los seres humanos presentes en la sesión interviene para decirle al niño algo respecto a su lectura o su compresión. Solo interviene quien está entrenado en el programa para hacer su trabajo.

El programa también se aplica con otros animales, como gatos, y Cuperman explica que en las zonas rurales de Estados Unidos, donde los perros juegan un papel más de guardián, los niños les leen a gallinas que suelen ser sus animales de compañía.

CATALINA GALLO ROJAS
Para EL TIEMPO

Realidad virtual mejoraría la calidad del sueño en los adolescentes

Realidad virtual mejoraría la calidad del sueño en los adolescentes según estudio

Una intervención que combine la relajación cognitiva y las estrategias de distracción a través de la tecnología de realidad virtual inmersiva y la respiración lenta, puede ayudar a los adolescentes a mejorar la calidad del sueño, según una investigación presentada en SLEEP 2020, evento realizado en Pensilvania, Estados Unidos.

“El trastorno de insomnio surge con frecuencia durante la adolescencia y es un problema de salud grave”, afirmó Dilara Yüksel , PhD, becaria postdoctoral del Centro de Ciencias de la Salud de SRI International en Menlo Park, California, consignó el sitio Healio.

De acuerdo a la especialista, “es bien sabido que el estrés y la reactividad a esta condición pueden desencadenar un trastorno de insomnio. Y una reactividad anormal al estrés puede desencadenar o exacerbar el mal dormir en algunos adolescentes; debido a que el insomnio a esta edad todavía no se reconoce y, por lo tanto, tampoco se trata “.

El estudio

Los investigadores llegaron a este hallazgo, luego de analizar a 29 adolescentes, entre 16 y 18 años de edad, de los cuales 10 tenían dificultades para dormir y el resto no.

Ambos grupos fueron sometidos a dos noches de polisomnografía: una noche de control y una noche de relajación, según señala la investigación publicada en Sleep, la revista de la Sociedad de Investigación del Sueño.

En la noche de relajación, los adolescentes completaron la respiración diafragmática lenta para promover su regulación mientras participaban en un entorno de realidad virtual inmersivo, diseñado para promover la relajación y la distracción durante 20 minutos antes de acostarse.

Yüksel y sus colegas determinaron que la intervención aumentó de manera significativa e inmediata la relajación percibida de los participantes y redujo la preocupación.

También encontraron que la frecuencia cardíaca de estos disminuyó desde el momento anterior y después de la intervención de relajación. 

El inicio del sueño también fue más corto en aproximadamente 6 minutos y hubo un aumento del 3% en la eficiencia del sueño durante la noche de relajación con realidad virtual en comparación con la noche de control, según los investigadores.

Vía: Ahora Noticias

así ha cambiado la jornada laboral desde que comenzó la pandemia

Muchas reuniones y 48 minutos más: así ha cambiado la jornada laboral desde que comenzó la pandemia

“La gente ha tenido que ajustar sus patrones de trabajo“, cuenta Jeff Polzer, profesor del departamento de comportamiento organizacional de la Universidad de Harvard.

La pandemia del coronavirus ha obligado a millones de trabajadores a cambiar la oficina por sus casas, haciendo del teletrabajo la norma. 

Para muchas empresas, no ha sido tarea fácil, pasar al mundo digital de forma integral de un día para otro, pero no ha quedado otra opción que adaptarse.

Esto ha provocado que la forma de trabajar haya cambiado sustancialmente. Más reuniones con más personas, un uso mayor del correo electrónico y jornadas laborales más largas, son algunas de las transformaciones que ha sufrido el sector.

Al menos eso es lo que refleja uno de los estudios más grandes hasta ahora, llevado a cabo por la Universidad de Harvard y la NYU, en más de 21.000 empresas en 16 ciudades de Estados Unidos, Europa y Oriente Medio, con una participación de 3,1 millones de empleados.

La investigación consistía en seguir el comportamiento de los trabajadores durante 8 semanas antes del confinamiento por el coronavirus y 8 semanas después, para así ver el impacto del teletrabajo.

Los resultados demostraron que la jornada laboral aumentó 48,5 minutos más, junto con el porcentaje de reuniones, que subió en un 13% y los correos electrónicos enviados, enviando una media de 1,4 emails más al día.

Gráfico.

Bloomberg

Otro dato relevante es que los trabajadores estadounidenses trabajaban incluso 3 horas más y siempre se conectaban en horas impares. 

Algunos de los motivos que provocan esos horarios estresantes, según cuentan ellos mismos a Bloomberg News, son los cuidados infantiles, el estrés de la futura crisis económica unido a la incertidumbre y la difícil línea que separa el trabajo del hogar.

A pesar de que en algunas áreas metropolitanas de Estados Unidos como Chicago o Los Ángeles estos niveles hayan vuelto a la normalidad previa a la pandemia desde hace tiempo, en ciudades como Nueva York y gran parte de Europa, esta situación se mantuvo hasta el mes de mayo.

Harvard Business School y la NYU llevaron a cabo también una investigación publicada por la Oficina Nacional de Relaciones Económicas en julio, donde se evidencia que sí que es verdad que una parte sustancial del trabajo, como es la duración de las reuniones, había disminuido en los últimos dos meses.

No obstante, todavía no está del todo claro el impacto que ha tenido el coronavirus en el ámbito laboral con respecto a la productividad, el costo, la cultura e incluso la moral y si esto supondrá un cambio permanente en los hábitos en el trabajo, por lo que se requiere más investigación sobre el tema.

Vía: Business Insider