¿Cómo cuidarse del COVID-19 en el transporte público?

¿Cómo cuidarse del COVID-19 en el transporte público? Académicos responden

El Grupo de Modelado Colaborativo de COVID y Movilidad en Colombia publicó un documento en donde describen los cambios en el transporte para continuar volviendo a la normalidad. Guardar distancia, evitar hablar y siempre usar tabapocas, entre las recomendaciones para usuarios.

Hace unos días, el Grupo de Modelado Colaborativo de COVID y Movilidad en Colombia (conformado por investigadores e investigadoras de la Alcaldía de Medellín, la Universidad de los Andes, la Universidad Nacional, el Imperial College de Londres, el Instituto Nacional de Salud, la New Urban Mobility Alliance y la Gobernación de Antioquia) publicó una investigación sobre cómo aumentar la capacidad operativa del transporte público en Colombia mientras se mantiene un control adecuado de las infecciones.

“Si bien existe una fuerte evidencia de una poderosa correlación entre la movilidad y el número reproductivo eficaz de COVID, particularmente en situaciones de alta restricción, también hay una creciente evidencia de una posible descorrelación cuando se implementan otras medidas suficientemente eficaces de protección personal y control de infecciones. Esto permitiría un mejor equilibrio entre el control de infecciones y la “reapertura” de las actividades diarias y los sectores económicos”, escribe el grupo de investigación.

Después de revisar diferentes informes técnicos y publicaciones, los investigadores compilaron una serie de recomendaciones específicas para el control de infecciones en el transporte público:

Al ingreso a la estación: Utilice mascarilla permanentemente cubriendo simultáneamente boca y nariz; es para su protección y la de las personas a su alrededor. Recuerde que la mascarilla debe cambiarse al menos diariamente o cada vez que potencialmente se contamine. No hable o converse dentro del sistema (no cante, no converse, preferiblemente en silencio), en persona o por teléfono. Esto, debido a que el virus se propaga mientras hablamos, en especial en voz alta. Procure un distanciamiento de más de 1 metro con los otros pasajeros. •No salude con besos, ni abrazos, ni de mano. No coma o beba dentro de la estación.

Durante el viaje: Evite tocarse la cara durante el viaje. Sus manos pueden contaminarse con las estructuras del sistema de transporte y al tocarse la cara se puede infectar. Si necesita toser o sonarse, cubra su nariz y boca con el antebrazo y utilice pañuelos desechables y luego realice lavado de manos o aplique alcohol glicerinado. Evite estar cerca de personas que presenten síntomas de gripa (fiebre, tos, estornudos). Procure un distanciamiento de más de 1 metro o una silla de por medio con los otros pasajeros. Evite hablar o conversar dentro del bus (no cantar, no conversar, preferiblemente en silencio). Evite comer o beber dentro del bus. Evite al máximo la interacción con conductor.

Al salir de la estación: Realice lavado de manos con agua y jabón al llegar a su destino y el contacto con el jabón debe durar mínimo de 20 a 30 segundos. Realice la limpieza de aparatos electrónicos al salir de estación en caso de haberlos utilizado (celular, tablet, relojes entre otros).

En los carros y buses: Se recomienda que los vehículos no tengan aire acondicionado recirculante. Es preferible la circulación natural del aire. Para promover el distanciamiento físico, se recomienda tener indicaciones visuales en sillas y en piso tanto fuera como dentro del sistema de transporte. Estas señales deben tener mínimo un metro de distancia. Fortalezca las medidas para evitar la formación de aglomeraciones y filas. Si las filas son inevitables, considere reorganizar los flujos y diseño interno de estaciones con el fin de mantener filas seguras que conserven el distanciamiento físico. Fortalecer e intensificar los programas de aseo a las instalaciones físicas y a los vehículos con los cuales se presta el servicio público de transporte. Particularmente atención en desinfectar las superficies y puntos comunes al tacto. Hacer limpieza con la mayor frecuencia posible al vehículo, mínimo diariamente y al finalizar las labores. Instalar puestos de lavado de manos dentro del sistema con la indicación de lavarse las manos idealmente antes de subir al bus y en caso de hacer transbordo.Promover la apertura automática de puertas en todas las estaciones de manera que se evite la necesidad de presionar botones.

Para operadores: Promover los sistemas de pago electrónicos de tal manera que se reduzca la aglomeración en los puestos de pago. (Fuera del sistema) Promover el escalonamiento de horarios en empresas y oficios, el teletrabajo y en la medida de los posible los viajes a pie y en bicicleta. Si el vehículo tiene ventanas, todas deben estar abiertas. Incentivar el cambio de la posición de sillas cuando estas son enfrentadas. Monitorear la ocupación en ingresos, estaciones, y vehículos permanentemente. Realizar un inventario y estricto seguimiento de síntomas a personal que trabaja en este medio de transporte y que está en continuo contacto con los usuarios. Fortalecer los mecanismos para distanciamiento físico y transporte seguro para población con discapacidades. Promover la investigación de potenciales situaciones de super-propagación en el transporte.

¿Y si alguien tiene síntomas en la estación? En caso de que al ingreso a la estación o durante el viaje tenga estos síntomas como tos seca, fiebre, dolor de garganta, dificultad para respirar, fatiga o cansancio extremo, diarrea, alteración del gusto o el olfato, confusión de aparición reciente, ¡CUIDADO! debe comunicarse con personal designado por el sistema y participar del sistema de registro que se defina. Es importante que regrese a su casa y según como se sientas durante el día debe comunicarse a los números de emergencia de su ciudad (p. ej. 123, 192 o con su EPS). Si su estado de salud empeora y no ha recibido atención médica, debe dirigirse a urgencias con todas las medidas de protección personal. Estas recomendaciones se basan en investigaciones donde se han documentado brotes que indican que las medidas aquí listadas reducen sustancialmente el riesgo de contagio.También se hizo una consulta de diversas fuentes en países donde se ha entendido mejor los mecanismos de contagio y se ha valorado el transporte público y sus riesgos de contagio.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados