B74FZKPTCZCJHG7FXI7XYKFZT4

Lego dejará de envolver sus fichas en bolsas plásticas

A partir de 2021, las tradicionales bolsas en plástico que envuelven las piezas serán reemplazadas progresivamente por bolsas de papel reciclable. La empresa utilizaba 90 mil toneladas de plástico en sus productos. En los planes, además, está reemplazar los ladrillos de plástico por otros fabricados con materiales sostenibles al final de la década.

Lego utilizaba 90 mil toneladas de plástico en sus productos.
Lego utilizaba 90 mil toneladas de plástico en sus productos. / Pixabay

Para la fabricación de los bloques de construcción y los empaques en los que venían envueltos, Lego empleaba 90 mil toneladas de plástico. Con el objetivo de reducir su impacto ambiental y buscar soluciones sostenibles, la empresa anunció que invertirá cerca de 400 millones de dólares en sus nuevas estrategias de neutralidad de carbono.

Entre las iniciativas está eliminar las bolsas de plástico que envuelven las piezas por otras de papel, una transición que la realizarán progresivamente desde 2021. Además, espera que para 2025 los ladrillos de juguete serán fabricados con materiales renovables o reciclados.

Buscando un material adecuado que sustituya el plástico a base de aceite, la empresa contratóun equipo de más de 150 ingenieros y científicos que, durante los últimos cinco años, se han encargado de probar diversos materiales reciclados y de origen vegetal. La gran mayoría del plástico es reutilizado en sus fábricas ubicadas en Hungría, República Checa, México, China y Dinamarca.

Desde 2018, la empresa cambió la fabricación en algunas de sus piezas, principalmente las que son menos rígidas, como plantas, hojas o árboles. Estas fichas son construidas con biopolietileno, un tipo de plástico hecho de etanol, producido con caña de azúcar. Solamente el 2% de los ladrillos están elaborados de este material.

Pero, la compañía confiesa que este material no funciona tan bien para los bloques duros estándar, que están hechos de plástico a base de aceite. “Los ladrillos deben fabricarse con la precisión del ancho de un cabello. Algunos de los bloques de biopolietileno los tuvimos que desarmar con alicates y llave inglesa”, aseguró Tim Brooks, vicepresidente del grupo danés y encargado de la estrategia.

Brooks explicó a la AFP que están “intentando reducir el impacto medioambiental de la fabricación de ladrillos Lego: cero desecho para 2025, reducción del 10% del consumo de agua, introducción de bolsas en papel. Todo hace parte de un plan para lograr la neutralidad de carbono en las operaciones manufactureras para fines de 2022”.

Un bloque de Lego podría durar hasta 1.300 años en el mar

Una sola pieza de este convencional juego de niños podría sobrevivir en el océano hasta 1.300 años. Un estudio dirigido por la Universidad de Plymouth (Reino Unido), publicado en la revista Environmental Pollution, examinó hasta qué punto las piezas se desgastaban en el medio ambiente marino. Entre los principales resultados, los expertos destacan que, sí estos artículos son tirados al mar, podrían durar entre 100 y 1.300 años.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron mediciones de 50 piezas de LEGO que estaban desgastadas y que las encontraron en las playas del suroeste de Inglaterra. Todas estaban construidas con acrilonitrilo butadieno estireno. Luego fueron lavadas y pesadas en el laboratorio de la universidad, donde se midió también su tamaño. Y, después de obtener esos datos, fueron comparadas con piezas equivalentes sin usar.

Vía: El Espectador

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados