Captura-de-Pantalla-2020-09-02-a-las-07.18.53

Cuidado con la “potomanía”: Beber agua en exceso también es peligroso

Así como existe la deshidratación silenciosa producto de olvidos para tomar agua, la otra cara de la moneda es la “potomanía” y ambas pueden afectar seriamente la salud.

En tiempos en que beber abundante agua es asociado con una buena salud e incluso se agrega como norma en programas para adelgazar, hay una fina línea que debe tenerse en cuenta para no desequilibrar el organismo.

Lo primero es saber que la llamada “potomanía” es considerada un trastorno alimentario no especificado, caracterizado por el deseo de beber grandes cantidades de líquido.

Las señales

Afortunadamente, hay señales que pueden alertar cuándo estamos sobrehidratando al cuerpo. Muchas personas que padecen este trastorno pueden llegar a tomar entre 8 y 15 litros de agua, dependiendo de la gravedad del caso.

Las complicaciones

Las personas que toman mucha agua pueden observar si sus ganas de orinar son muy frecuentes y si el líquido es cristalino. Además, sienten episodios de manos y pies hinchados.

La sobrehidratación desajusta los electrolitos, puede afectar la función renal, el equilibrio sanguíneo y diluye el sodio. Según datos de la Clínica Mayo, también se pueden sentir mareos, dolores de cabeza y náuseas.

Esta compulsión por beber más agua de la que se necesita puede deberse a alteraciones en el hipotálamo, anorexia nerviosa o reacciones a ciertos medicamentos.

Para Roxanne Sukol, especialista en medicina preventiva, beber más de dos o tres litros de agua diarios resulta nocivo para la salud.

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina en Estados Unidos recomiendan que los hombres beban alrededor de 3,7 litros de agua (alrededor de 125 onzas) al día y las mujeres beben 2,7 litros (alrededor de 91 onzas) pero atención, esto incluye el agua que está en los alimentos.

“No significa que tengas que beber tantas onzas de agua. El agua en los alimentos también cuenta”, aclara Sukol.

El agua es necesaria para que el organismo funcione de manera óptima. Incluso, además de las proteínas, las grasas y los carbohidtatos, el agua es considerado el cuarto macronutriente.

Evitar la deshidratación y detectar la potomanía pueden evitar consecuencias negativas para nuestra salud.

Vía: Ahora Noticias