Estudiante-de-la-India-disena-mochila-que-puede-convertirse-en-escritorio.-Quiere-ayudar-a-los-ninos-2

Estudiante de India diseña mochila que puede convertirse en escritorio. Quiere ayudar a los niños

Tras varios intentos y desarrollo de prototipos, el invento de Himanshu ha tenido buenos resultados. Los niños mejorarán su postura y tendrán un escritorio, gracias a este invento.

Himanshu Muneshwar Deore, un estudiante bengalí de 24 años, se unió a los artesanos de la zona para diseñar una mochila escolar que se convierta también en un escritorio.

En un intento de ayudar a los niños desfavorecidos, este joven de Bengaluru, en la India, graduado de la carrera de diseño de productos en la NICC International College of Design de Bengaluru, Hennur, rechazó grandes oportunidades de trabajo que le ofrecieron en empresas corporativas para dedicarse cien por ciento en este proyecto que lo tenía entusiasmado.

Facebook

“Me topé con la artesanía durante una exposición en la ciudad y me fascinó su trabajo. Siempre había querido trabajar en algo para ayudar a los niños que tienen problemas de postura por la falta de pupitre en las escuelas”.

–señaló Himanshu en una entrevista a TOI

El joven de 24 años viajó a Naina en Uttar Pradesh para colaborar con los artesanos y diseñar este increíble bolso ergonómico con hierba moonj cultivada localmente por los residentes de la zona.

Pixabay

El bolso escolar que diseñó Himanshu, puede cargar hasta tres kilos dentro y tiene en cuenta la salud de los hombros y de espaldas de los niños que lo usen. La mochila está diseñada con dos correas para que la lleven y además cuenta con dos soportes de metal a los lados para que pueda utilizarse como escritorio, funcionando como patas para así sujetarlo.

“Estudié a un estudiante de la clase V, calculé el tamaño y medí a qué distancia, ángulo y altura suele escribir. Estas medidas se utilizaron para el desarrollo del prototipo”.

–señaló Himanshu a TOI

Facebook

Himanshu ha probado su invento en algunos niños y ha logrado resultados muy positivos. Actualmente, está trabajando duro en mejorar el diseño para la mochila escolar que se convierte en escritorio. El joven espera que su genial invento llegue al mayor número de niños posible y que todos puedan mejorar su postura en la escuela.

Vía: UPSOCL

Mal uso de pantallas está acelerando la llegada de la miopía en niños

Mal uso de pantallas está acelerando la llegada de la miopía en niños

La cuarentena por el Covid 19 incrementó el uso de móviles y pantallas por parte de los niños, y eso, a nivel de su desarrollo, puede ser un inconveniente.

Los ojos de los niños se encuentran en plena adaptación al ambiente, los colores, la luz y las distancias, pero cuando buena parte del tiempo se queda en una pantalla luminosa a escasos centímetros de los ojos, pueden aparecer limitaciones visuales.

Tal es el caso de la miopía, que es una alteración que impide distinguir objetos a distancia, una condición cada vez más frecuente en niños y jóvenes.

“Con la lectura en general, solíamos leer a 40 centímetros de los ojos, ahora se leen teléfonos o pantallas con distancias de entre 10 y 12 pulgadas“, según el Dr. Millicent Knight, optometrista y portavoz de la Coalición Global de Concienciación sobre la Miopía.

Los especialistas creen que la poca exposición al medio ambiente está desentrenando los ojos para enfocar con claridad objetos a distancia, por eso recomiendan que los niños pasen más tiempo al aire libre.

“Los niños que pasan más tiempo al aire libre tienden a tener menos probabilidades de desarrollar miopía en primer lugar”, opinó el Dr. Kevin Chan, director clínico senior de Treehouse Eyes , en Tysons, Virginia (EEUU).

Señales

Si observa los siguientes síntomas en los niños, lo mejor será acudir al especialista y controlar la exposición a la luz de las pantallas:

-Ojos llorosos
-Dificultades para leer
-Dolores de cabeza
-Frotarse los ojos con frecuencia

La miopía puede conducir a otros daños oculares como degeneración macular miope, desprendimiento de retina, cataratas y glaucoma.

Los expertos recomiendan a los padres establecer descansos en el uso de las pantallas por espacio de 20 segundos por cada 20 minutos de uso, para minimizar los riesgos.

También aconsejan colocar las pantallas al menos a 30 centímetros de distancia de los ojos y ajustar la luminosidad.