Captura-de-Pantalla-2021-03-30-a-las-10.04.37

Esta es la teoría de la OMS sobre el origen del coronavirus

El comité de expertos que estuvo en la ciudad de Wuhan publicó conclusiones de sus investigaciones.

Las primeras conclusiones del informe sobre los orígenes del covid-19 de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y autoridades chinas se conocieron este lunes. En estas se descarta que la pandemia tuviera su origen en un laboratorio.

El informe conjunto de expertos de la OMS y chinos llega 15 meses después de la aparición de los primeros casos en Wuhan, en el centro de China, y luego de que la pandemia se haya cobrado al menos 2,7 millones de vidas en todo el planeta y haya devastado la economía mundial.

El informe, del que agencias de prensa obtuvieron una copia y será oficialmente publicado este martes, no crea ninguna sorpresa ni resuelve el misterio del origen del virus, aunque subraya la necesidad de realizar estudios en una zona más amplia que China.

“Todas las hipótesis están sobre la mesa y merecen más estudios en profundidad”, precisó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su primera reacción a este documento.

Para los expertos, la transmisión del virus que causa el covid-19 vía un animal intermedio es una hipótesis “entre probable y muy probable”. Concretamente, se inclinan por la teoría hasta ahora aceptada de que el virus se transmitió probablemente de un murciélago al hombre vía otro animal sin identificar. No obstante, la posibilidad de una transmisión directa entre el animal inicial y el hombre es todavía considerada entre “posible y probable”.

El informe concluye, como ya adelantaron los expertos antes de terminar su misión en China en febrero, que es “extremadamente improbable” que el coronavirus se deba a un accidente o un escape de patógenos desde un laboratorio. El gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump había acusado al Instituto de Virología de Wuhan, que investiga coronavirus muy peligrosos, de haber dejado escapar el virus, de manera voluntaria o involuntaria. Los expertos afirman que no estudiaron la posibilidad de un acto deliberado de este tipo.

“Todas las hipótesis están sobre la mesa y merecen más estudios en profundidad”, precisó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su primera reacción a este documento.

Para los expertos, la transmisión del virus que causa el covid-19 vía un animal intermedio es una hipótesis “entre probable y muy probable”. Concretamente, se inclinan por la teoría hasta ahora aceptada de que el virus se transmitió probablemente de un murciélago al hombre vía otro animal sin identificar. No obstante, la posibilidad de una transmisión directa entre el animal inicial y el hombre es todavía considerada entre “posible y probable”.

El informe concluye, como ya adelantaron los expertos antes de terminar su misión en China en febrero, que es “extremadamente improbable” que el coronavirus se deba a un accidente o un escape de patógenos desde un laboratorio. El gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump había acusado al Instituto de Virología de Wuhan, que investiga coronavirus muy peligrosos, de haber dejado escapar el virus, de manera voluntaria o involuntaria. Los expertos afirman que no estudiaron la posibilidad de un acto deliberado de este tipo.

Los expertos señalan además que los estudios llevados a cabo en el mercado de Huanan de Wuhan y en otros mercados de la ciudad no sirvieron para encontrar “elementos que confirmen la presencia de animales infectados”. “Debe haber investigaciones en zonas más amplias y en un mayor número de países”, concluye el informe. Por ello, la OMS pide paciencia porque las respuestas tardarán en llegar.Animal intermedio

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sospechan que el tejón turón es uno de los posibles intermediarios en la transmisión del coronavirus de los murciélagos a los humanos. En su informe, estos expertos evocan en la página 96 una lista de animales que podrían haber desempeñado el papel de vector, desde gatos, conejos o visones hasta especies menos comunes como pangolines. El informe también menciona la civeta y al tejón turón, dos especies que eran portadoras del Sars a principios de los años 2000 en la provincia china de Cantón (sur).El laboratorio de Wuhan

La misión del equipo de la OMS en Wuhan incluyó una parada en el Instituto de Virología, donde se reunieron con científicos chinos. El jefe del equipo, Peter Ben Embarek, dijo al término de la misión que la teoría de una fuga del laboratorio era “altamente improbable” y que no estaría entre las “hipótesis” que sugerirán “para estudios futuros”. La misión no encontró nada que revierta el consenso general en la comunidad científica sobre un origen natural del patógeno.

Pero los interrogantes sobre el laboratorio persisten. Sus críticos aseguran que el equipo de la OMS tuvo las manos atadas por los estrictos protocolos que impusieron los anfitriones chinos. Los miembros del equipo pasaron cuatro horas en el Instituto de Virología, y solo una hora en el mercado, después de haber pasado dos semanas en su hotel en cuarentena sin poder poner los pies en la ciudad.

En una entrevista con la AFP, Ben Embarek manifestó su “frustración” por la falta de acceso a datos brutos durante su estancia en China. El consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos Jake Sullivan manifestó su “honda preocupación” por la forma en que se llevó a cabo la misión e instó a China a poner a disposición “sus datos de los primeros días del brote”.

Estas conclusiones no difieren de las que el jefe de la misión, Peter Ben Embarek, ya adelantó en la rueda de prensa del pasado 9 de febrero en Wuhan, al término de la visita de expertos, que tuvieron la colaboración de sus homólogos chinos. La misión estuvo formada por científicos de Estados Unidos, Japón, Rusia, el Reino Unido, los Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar, procedentes no solo de la OMS, sino también de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Los análisis de este grupo de especialistas mundiales en el lugar donde brotó la pandemia eran considerados cruciales para luchar contra esta pandemia y contra otras en el futuro. Pero la misión tuvo muchos problemas para concretarse debido a la reticencia de las autoridades chinas a la hora de recibir a estos expertos mundiales.

Vía: AFP