Estudio británico revela posible vínculo entre grandes panzas y riesgo de cáncer de próstata

Estudio británico revela posible vínculo entre grandes panzas y riesgo de cáncer de próstata

Científicos británicos culminaron 10 años de estudios en más de 200 mil hombres para poder arrojar preocupantes conclusiones sobre el cáncer de próstata.

Las tan comunes panzas que muchos hombres desarrollan a lo largo de la vida por malos hábitos alimenticios y poco ejercicio, tienen un impacto directo en la aparición del cáncer de próstata.

El estudio

Para llegar a este resultado, el equipo liderado por la doctora Aurora Perez-Cornago, de la Universidad de Oxford, seleccionó a 218 mil 225 voluntarios convocados por el biobanco del Reino Unido.

Los participantes, reclutados entre 2006 y 2010, tenían entre 40 y 69 años y se encontraban totalmente sanos para el inicio del estudio.

Tras seguir todas las pistas de esta población, desde si índice de masa corporal, medidas de cintura, cadera, historial médico, situación socioeconómica y estilo de vida, los resultados fueron sorprendentes.

Los resultados

“Encontramos una asociación significativa entre la concentración de grasa corporal alrededor del abdomen y la cintura, y el riesgo de muerte por cáncer de próstata”, indicó Pérez-Cornago.

El objetivo del estudio fue encontrar el nexo entre la acumulación de grasa en la zona abdominal y el cáncer. Los científicos aclararon que esperan ampliar el estudio hacia otras poblaciones para encontrar más claridad entre el riesgo de muerte y la grasa corporal.

Quienes tenían más de 25% de exceso en la circunferencia de la cintura, tenían 35% más de riesgo de sufrir cáncer de próstata que quienes no lo tenían.

También hallaron 34% de riesgo entre quienes registraban 25% más de adiposidad en la medida de la cintura-cadera.

Un IMC alto aumenta el riesgo de otras enfermedades, incluidos otros tipos de cáncer, por lo que las personas deben considerar las implicaciones del exceso de grasa corporal en cualquier parte del cuerpo”, concluyó la jefa del estudio.

Vía: Ahora Noticias

Fondo-Bebedor-orina

Toma 7 vasos de su propia orina cada día para mantenerse saludable y positivo. Una dudosa costumbre

Independiente de los beneficios, lo que nos preguntamos es cómo soporta el sabor, especialmente habiendo tantos jugos deliciosos entre los que elegir.

La lógica nos indica, ya desde que somos muy pequeños, que hay un lugar que se llama cocina, en el que se come, y otro que se llama baño, donde se dejan nuestros desechos. Las dos cosas no se deben mezclar: incluso diríamos que son opuestas. Que haya gente que disfruta teniendo comida a mano dentro de la cocina (incluso hay algunos que tienen refrigeradores cerca de la ducha), es algo raro, pero no imposible. Lo que de verdad nos llama la atención, son quienes no tienen problemas trayendo los desechos que deberían ir en el baño, a su vida de cocina. 

Unsplash

Los expertos de la salud se debaten sobre si nuestros propios desechos son o no dañinos para la salud. Pensar que por alguna razón los estamos sacando de nuestro cuerpo de manera automática, debería ayudarnos a dar con la respuesta a aquella pregunta. Sin embargo… hay quienes lo discuten.

Unsplash

No solo eso, que van tan allá como declarar que es más que solo algo que se puede hacer. Es algo beneficioso para la salud.

@janshamanic

Jan Shamanic, un influencer de Instagram y Youtuber, ha dado de que hablar en algunos sitios, debido a su muy particular elección de bebida suplementaria.

@janshamanic

Mientras que algunos optan por los batidos proteicos, repletas de proteínas, o los jugos verdes, regados de vitaminas, Jan hace campaña por otra clase de bebida. Una un poco más amarilla y un poco menos sabrosa. 

@janshamanic

Jan asegura en su página que no solo bebe con regularidad su propia orina, sino que la consume de manera religiosa siete veces al día. Su motivo no es que está perdido en la selva y no le queda otra opción: más bien, es algo que hace de todo gusto. 

@janshamanic

De acuerdo a su propio testimonio, Jan recibe enormes beneficios de beber su propia orina:

Es la medicina perfecta contra toda clase de enfermedades y virus. Es la medicina natural del cuerpo. Desde que lo hago, tengo una mejor calidad de vida. Se trata todo del balance. Tengo que recordarme también que soy parte de la sociedad. 

–Jan Shamanic en su Instagram.

@janshamanic

Los expertos médicos están algo divididos en cuanto a lo potencialmente riesgosa que pueda ser la orina. Algunos señalan que contiene elementos tóxicos, que pueden ser dañinos para los riñones. Otros, que por los mismos procesos de limpieza del cuerpo, no es para nada dañina. 

@janshamanic

Lo que ninguno ha señalado con certeza, es que sea algo beneficioso. Parece que vamos a tener que poner en tela de juicio las declaraciones de Jan. 

Captura-de-Pantalla-2020-09-02-a-las-07.18.53

Cuidado con la “potomanía”: Beber agua en exceso también es peligroso

Así como existe la deshidratación silenciosa producto de olvidos para tomar agua, la otra cara de la moneda es la “potomanía” y ambas pueden afectar seriamente la salud.

En tiempos en que beber abundante agua es asociado con una buena salud e incluso se agrega como norma en programas para adelgazar, hay una fina línea que debe tenerse en cuenta para no desequilibrar el organismo.

Lo primero es saber que la llamada “potomanía” es considerada un trastorno alimentario no especificado, caracterizado por el deseo de beber grandes cantidades de líquido.

Las señales

Afortunadamente, hay señales que pueden alertar cuándo estamos sobrehidratando al cuerpo. Muchas personas que padecen este trastorno pueden llegar a tomar entre 8 y 15 litros de agua, dependiendo de la gravedad del caso.

Las complicaciones

Las personas que toman mucha agua pueden observar si sus ganas de orinar son muy frecuentes y si el líquido es cristalino. Además, sienten episodios de manos y pies hinchados.

La sobrehidratación desajusta los electrolitos, puede afectar la función renal, el equilibrio sanguíneo y diluye el sodio. Según datos de la Clínica Mayo, también se pueden sentir mareos, dolores de cabeza y náuseas.

Esta compulsión por beber más agua de la que se necesita puede deberse a alteraciones en el hipotálamo, anorexia nerviosa o reacciones a ciertos medicamentos.

Para Roxanne Sukol, especialista en medicina preventiva, beber más de dos o tres litros de agua diarios resulta nocivo para la salud.

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina en Estados Unidos recomiendan que los hombres beban alrededor de 3,7 litros de agua (alrededor de 125 onzas) al día y las mujeres beben 2,7 litros (alrededor de 91 onzas) pero atención, esto incluye el agua que está en los alimentos.

“No significa que tengas que beber tantas onzas de agua. El agua en los alimentos también cuenta”, aclara Sukol.

El agua es necesaria para que el organismo funcione de manera óptima. Incluso, además de las proteínas, las grasas y los carbohidtatos, el agua es considerado el cuarto macronutriente.

Evitar la deshidratación y detectar la potomanía pueden evitar consecuencias negativas para nuestra salud.

Vía: Ahora Noticias

¿Se te cae mucho el cabello? Podría deberse a un hábito que hacemos sin darnos cuenta

¿Se te cae mucho el cabello? Podría deberse a un hábito que hacemos sin darnos cuenta

Tener una melena de ensueño es el objetivo de muchas mujeres, por lo que invierten tiempo y esfuerzo en cuidar su cabello.

Sin embargo, hay algunos hábitos cotidianos que podrían estar dañando tu pelo, por lo que el objetivo de tenerlo hermoso se complica.

mujer molesta observando su cabello
PATHDOC / SHUTTERSTOCK.COM

Usar productos de calor, pasar por procesos químicos y el estrés son algunos enemigos que lastiman a tu pelo. Pero también hay otro muy común que, aunque parece inofensivo, afecta de la misma forma que los antes mencionados.

Se trata de la costumbre de tocar constantemente tu melena. Esta sencilla manía puede convertirse en tu peor pesadilla, ya que podría dañar a tu cabello. Conoce cuáles son los efectos que conlleva este hábito.

tocar el cabello lo dana mujer
YULIYA YAFIMIK/SHUTTERSTOCK

Acelera la pérdida de cabello

De acuerdo con información de la Academia Americana de Dermatología, es normal perder entre 50 y 100 cabellos al día.

Sin embargo, estar manipulándolo constantemente puede incrementar bastante su caída . Este efecto puede duplicarse si además se combina con mucho estrés, mala alimentación o cambios hormonales.

caida de cabello pelos mujer
ANDREY_POPOV/SHUTTERSTOCK

Grasa en tu melena

Pero la pérdida de cabello no es la única consecuencia que tiene este hábito, pues también aparece el engrasamiento.

Retirar el flequillo de la cara constantemente o enrollarte mechones entre los dedos hace que el cabello se llene de grasa, perdiendo su brillo natural.

cabello graso cabello mujer manos
FRANZ12/SHUTTERSTOCK

Al llevar las manos sucias a tu melena, la contaminas y dejas las impurezas en ella. Esto no sólo puede causar que los folículos se tapen y generen la caída de cabello, también puede provocar granitos en tu rostro.

Aunque tus manos se encuentren completamente limpias, pueden quedar residuos tanto de su grasa natural como de productos para el cabello.

cabello graso mujer manos cuero cabelludo
NATALI_PLOSKAYA/SHUTTERSTOCK

Causa frizz

Jugar demasiado con tu cabello puede causar frizz, ya que cuando tus dedos lo tocan le quitan sus aceites esenciales, provocando que los mechones de pelo se sequen y pierdan la hidratación que los mantenía bajo control.

Además, estar moviéndolo puede esponjarlo y generar volumen indeseado. No permitas que tu cabello pierda su forma y se descontrole.

shutterstock 369387317
WAVEBREAKMEDIA/SHUTTERSTOCK

Altera los niveles de hidratación

Tocarlo demasiado no sólo lo llena de grasa, también puedes eliminar sus aceites naturales, los cuales hacen que luzca brillante y saludable.

Apretarlo, enrollarlo en los dedos o jugar con los mechones altera los niveles de humedad de la melena y, como resultado, se vuelve menos elástico y suele ser propenso a romperse.

cabello quebradizo mujer mechones
GOFFKEIN.PRO/SHUTTERSTOCK

¡Enredos! Muchos enredos

Manipular cada cinco minutos tu cabello, arruinará tu peinado, pero también lo enredará.

Al momento que quieras cepillarlo, no sólo causarás dolor, también perderás varios mechones de pelo. Según la Academia Americana de Dermatología, pasar muchas veces el cepillo para desenredar el cabello puede ocasionar puntas abiertas.

cabello enredado cepillo mujer frizz
STUDIOVIN/SHUTTERSTOCK

¿Cómo dejar de tocar el cabello?

Una de las mejores recomendaciones es enfocarse en otras cosas. Aunque suene desafiante, puede lograrse.

Elige actividades prácticas que mantenga ocupadas tus manos como escribir, cocinar o hacer ejercicio. Notarás que esa manía lentamente irá desapareciendo.

shutterstock 282376865
SVITLANA SOKOLOVA/SHUTTERSTOCK

También es importante que detectes qué es lo que desencadena esa acción. ¿Es estrés? ¿Te sientes ansiosa?

Si ya lo descubriste, puedes buscar ayuda con algún profesional de la salud mental para trabajar a fondo esas preocupaciones.

terapia psicologia analise 0317 1400x800 0
DMYTRO ZINKEVYCH/SHUTTERSTOCKS

Por último, una de las consejos más efectivos para dejar de manipular tu melena es atarla. Llevarla recogida evitará que tus manos la alcancen y jueguen con ella.

Aprovecha que hay un sinfín de peinados que puedes llevar. Además de lucir muy bien, le darás un refresh a tu imagen.

Vía: Vix

La importancia del cuidado de los pies durante la cuarentena

La importancia del cuidado de los pies durante la cuarentena

Los pies juegan un papel fundamental en la vida del ser humano, y aunque muchas veces son olvidados e ignorados, son los responsables de proveer la coordinación, el equilibrio y el desplazamiento.

Al considerarse indispensables para el desarrollo de una gran parte de las tareas diarias que realizan las personas, hay que tener en cuenta que estos necesitan de un especial cuidado, inclusive en la época en la que Colombia y el mundo entero está viviendo a raíz de la crisis por el COVID-19.

Y es que el hecho de que un gran porcentaje de la población se encuentre en casa, hace necesario que se inculque una cultura de prevención y del cuidado de los pies, ya que es posible que estos hayan sido descuidados por estos días.

Dentro de los principales problemas que se pueden presentar en los pies, aparecen los dolores repentinos por el mal uso del calzado; las bacterias y hongos; la sudoración; y la resequedad. Para empezar, según el doctor Carlos Fernández, jefe médico de países andinos y Centroamérica de Consumer Health de Bayer S.A., “las personas deben buscar un sitio cómodo para trabajar y hacer pausas activas cada dos horas, ya que hacer ejercicios suaves de extensión y contracción de las piernas y pies, contribuye a mantenernos sanos y activos”. De igual manera, masajearlos con frecuencia especialmente en los puntos de presión, ayuda a mejorar la circulación de la sangre, permitiendo que tanto la piel como los músculos, tendones y articulaciones, reciban buen aporte de oxígeno y nutrientes.

Pero el encontrarse en casa, da paso a que la mayoría de las personas caminen descalzas dentro de ella, o estén en medias, pantuflas o chancletas, y en ese sentido, también hay que anotar algunas recomendaciones. “Lo ideal es que solo caminen descalzos los bebés que están aprendiendo a caminar (…) Aunque la casa pueda estar muy limpia, el riesgo de lesiones, heridas, golpes e infecciones por gérmenes traídos del exterior, puede estar a la orden del día especialmente en las edades extremas de la vida, es decir, los niños o los ancianos, por lo tanto, se recomienda el uso de calzado suave y con agarre en los niños por su rapidez y velocidad, y en los ancianos por la falta de reflejos, estar siempre calzados con zapatos anti resbalones”, continua el doctor Fernández.

En cuanto al uso de las medias, y las pantuflas o chancletas anteriormente mencionadas, las primeras deben ser cómodas, y las segundas, por lo general, no son ideales para usarlas todo el tiempo en casa o durante largas jornadas de pie, porque usualmente no son ergonómicas y modifican la forma del pie que se apoya, provocando dolores, generando lesiones por el roce, o engrosamiento de la piel (callos). En caso de que estos aparezcan, se deben cambiar los hábitos, y si estos persisten, hay que consultar a un especialista.

Las bacterias y los hongos también son protagonistas de esta época. Los pies sucios, mal cuidados o sudorosos, sin cambio de medias o de zapatos, con uñas largas y mal cuidadas, favorecen la aparición de los mismos, produciendo rápidamente mal olor, ardor, rasquiña, y hasta despellejamiento de la planta del pie. Para evitarlos o eliminarlos, “se deben secar muy bien los pies después del baño, no andar descalzos en pisos húmedos o sucios, y aplicar talcos y antibacteriales, ya sea en polvo o en spray, para acabar con los gérmenes que se adhieren a la piel, y la sudoración de los pies producto de la actividad diaria”, agrega el doctor Fernández.

Es garantía de buena salud y cuidado para los pies, mantenerlos libres de humedad generada por factores ambientales o por sudor. Aunque el sudor es normal, cuando sudan más de la cuenta, y no se tiene cuidado, se convierte en un factor de riesgo para enfermedades. La sudoración puede evitarse teniendo calzado limpio, fresco y cómodo; empleando medias para ayudar a absorber el sudor y permitir su rápida evaporación; y utilizando talcos medicados o formulados con alcanfor, avena o un antibacterial que ayude a eliminar los gérmenes, o impedir que se adhieran a la piel húmeda.

“En climas fríos hay que mantenerlos abrigados empleando medias y aplicando talco antes de las medias, ayudando así a mejorar la temperatura y la circulación de la sangre, disminuyendo la sudoración y evitando que se resequen o generen callos por roce inadecuado. En los climas cálidos, hay que mantenerlos con calzado abierto para evitar que suden, recordando aplicar algún talco con avena o similar, que los mantenga libres de sudor y muy frescos, o emplear medias muy cortas para evitar el contacto directo con el zapato, y posible lesiones por sudoración y reblandecimiento de la piel”, puntualiza el doctor Fernández.

Por último, ponerle atención a la resequedad de los pies, es otro de los puntos clave al momento de cuidarlos. Lo recomendable es mantenerlos frescos, secos e hidratados y lavarlos con agua limpia y jabón suave; aplicando un talco desodorante con propiedades antibacteriales y antisudorales que además ofrezcan frescura; y de vez en cuando, una crema humectante y suavizante principalmente en las áreas de roce con el calzado.