tinder_339385_1_60be26319f1d0

“Estoy vacunado”: El nuevo factor clave para hacer “match” en aplicaciones de citas

Con decir en su perfil “estoy vacunado” o “ya tengo mi dosis“, los usuarios de aplicaciones de citas del Reino Unido pueden usar su condición de inoculado contra el Covid-19 como un argumento de seducción.

Como ocurrió en Estados Unidos, el gobierno británico echó mano de las aplicaciones de citas para involucrarlas en la campaña de vacunación, que en los próximos días se abrirá a los menores de 30 años.

Según un reciente sondeo de YouGov, 31% de los adultos prefieren una cita con alguien que esté vacunado, y 28% se niega a encontrarse con alguien que no lo esté.

Tinder permitirá agregar parámetro a su perfil

Así, los usuarios de Tinder podrán agregar la vacuna a su perfil, y si le dan su apoyo a la campaña “cada vacuna nos da esperanza”, tendrán acceso a numerosos beneficios de la aplicación, en un país que vivió meses de confinamiento por la pandemia.

Se trata “de un increíble impulso suplementario a nuestro programa de vacunación”, dijo en un comunicado Nadim Zahawi, ministro a cargo del programa británico de vacunas.PUBLICIDAD

Reino Unido, el país europeo más golpeado por la pandemia con cerca de 128.000 muertos, ha aplicado la primera dosis de la vacuna a más de 40 millones de personas y la segunda a más de 27 millones.

El gobierno se propuso la meta de administrar al menos una dosis a todos los adultos para el 31 de julio.

Preocupación por variante Delta

El país enfrenta actualmente un empuje de la variante Delta del coronavirus, identificada por primera vez en abril en India y ahora dominante en Reino Unido. La variante es más contagiosa y su propagación pone en riesgo el levantamiento de las últimas restricciones en vigor, prevista para el 21 de junio.

Vía: Ahora Noticias

Captura-de-Pantalla-2020-12-08-a-las-08.23.10

Así ha usado Tinder la generación Z durante la pandemia

Muchos de los usuarios de la aplicación usaron la plataforma para charlar, pasar el rato o intercambiar TikToks y memes. Además, las menciones a Houseparty aumentaron 44 veces y las relativas a ‘Zoom’ crecieron un 42 %, mientras que el hashtag #quédatencasa se multiplicó por 361.

El 2020 seguramente no haya sido el mejor para mantener citas, pero en este año de pandemia y confinamientos Tinder no ha dejado de crecer. Los miembros de la plataforma se han adaptado a la situación y han sido más creativos para conectar de maneras alternativas y tanto los mensajes como el uso de la función ‘Swipe’ en Tinder (movimiento de deslizar sobre la fotografía para indicar que alguien te gusta o no te gusta) se ha incrementado en dos dígitos desde finales de febrero.

Con las citas convencionales en standby, los miembros de Tinder -muchos de ellos pertenecientes a la llamada generación Z- usaron la plataforma para charlar, pasar el rato o intercambiar TikToks y memes, todo ello manteniendo la distancia social. “Las biografías de Tinder han sido una forma de mostrarnos más auténticos y cercanos, y es que tenemos que sintetizar en palabras lo que antes contábamos en horas sentados en un bar”, explican desde la plataforma.

Entre las tendencias más importantes que ocurrieron en Tinder en 2020 destaca el papel del epidemiólogo Fernando Simón como “nuevo icono pop”. Las menciones de bios hacia su persona entre la Gen Z se han multiplicaron por diez. De la misma forma, las menciones a Houseparty aumentaron 44 veces su presencia en bios y las relativas a ‘Zoom’ crecieron un 42 %, mientras que el ‘hashtag’ #quédatencasa se multiplicó por 361.

También han sido tendencia los videos virales de la red social TikTok, que se han compartido un 86 % más en Tinder. Una forma de compartir gustos, preguntando a los matches por sus TikToks favoritos o demostrando habilidades de baile en los TikToks propios. Y siguiendo con la música, Bad Bunny se ha convertido en el famoso de referencia en la plataforma, con un 154 % más de menciones, seguido de cerca por Ibai Llanos (y es que el gaming ha sido otra de las actividades más habituales durante el confinamiento).

Vía: El Espectador