Captura-de-Pantalla-2020-09-21-a-las-07.39.18

Uso de mascarillas está llevando a muchos a descubrir su “mal aliento”

Se ha comprobado que el uso prolongado de la mascarilla puede provocar ojo seco, algunas erupciones en la piel, marcas si la compresión es fuerte, pero el mal aliento no está en la cuenta.

Lo que se cree es que, si la persona no se lava la boca y sale con la mascarilla, a las pocas horas va a respirar la descomposición bacteriana natural que antes no percibía pues no se utilizaba la mascarilla.

Peor aún, si lleva años sin una revisión odontológica, puede que el sarro, la caries y otras enfermedades acentúen el problema.

“El uso de mascarillas solo hace que muchos se den cuenta de la halitosisEl mal aliento siempre ha estado ahí“, aseguró la dentista Melissa Santilli al US News and World Report.

Una de las razones que está permitiendo que más gente descubra su mal aliento tiene que ver con el hecho de que, con mascsrilla, se tiende a respirar más por la boca.

“La respiración por la boca está causando la boca seca, lo que conduce a una disminución de la saliva, y la saliva es lo que combate las bacterias y limpia los dientes”, precisa el odontólogo Marc Sclafani al New York Post .

Otro aspecto que acentúa este desagradable “descubrimiento” es que se tiende a beber menos agua para no arriesgarse a quitarse la protección contra el Covid-19.

Con mascarilla o sin mascarilla, la halitosis es el resultado de varios factores asociados a los hábitos y a la higiene bucal. La mascarilla ha venido a acentuar un problema que antes de la pandemia probablemente padecían terceros, pues el afectado muchas veces lo ignora.

Vía: Ahora Noticias

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados